Si, tras un estudio de mercado, el plan de negocios muestra una necesidad de financiación superior al capital disponible, existen varias alternativas para financiar un proyecto de puesta en marcha de una empresa. De manera esquemática, los autoempresarios tienen 4 categorías de actores que tienen como objetivo obtener financiación para su proyecto de creación de empresas. Se trata de inversores de capital, bancos e instituciones de crédito, plataformas de crowdfunding y organismos públicos.

Caminos para financiar la creación de su empresa

Para iniciar un negocio, es esencial tener una contribución personal. El dinero personal y el dinero del amor (fondos que el empresario puede reclamar a sus familiares y amigos) se utiliza para autofinanciar ciertas necesidades no cubiertas por los bancos. Estos fondos tranquilizan a las instituciones financieras cuando uno necesita pedir un préstamo. Los empresarios también pueden participar en los concursos de creación de empresas, como el concurso nacional para la creación de empresas innovadoras, el premio al Empresario Social del Año, etc.

Si la ayuda es distribuida por el Estado o las autoridades locales, las subvenciones se reciben varios meses después del inicio de la actividad. Los préstamos honoríficos se utilizan para complementar la contribución personal. Esta última es concedida por organizaciones no bancarias a creadores seleccionados.

La financiación de un proyecto profesional: un paso temido por los empresarios

La mayoría de los proyectos requieren financiación externa además de la contribución personal y el dinero del amor. La obtención de financiación para iniciar la actividad suele compararse con una verdadera lucha en la que el creador de la empresa debe concertar una serie de citas, enviar cartas certificadas y presentarse ante los inversores.

Es por todas estas razones que algunos líderes de proyectos no logran hacer realidad sus sueños. Consideran que la financiación del proyecto de creación representa un paso insuperable hasta el punto de que no pueden convencer y obtener la financiación necesaria para su proyecto. Los tipos de recaudación de fondos y las diferentes soluciones de financiación disponibles tienen ciertos puntos fuertes y débiles.

Crowdfunding, bancos e instituciones de crédito

La plataforma de crowdfunding permite recoger donaciones, inversiones o préstamos de un gran grupo de personas. El principio de la financiación colectiva se basa en el hecho de que es más fácil recaudar 1 euro de 1.000 personas para ayudar a financiar un proyecto que convencer a una persona que puede contribuir con 1.000 euros por su cuenta. Se puede recurrir a bancos e instituciones de crédito especializadas para financiar parte de los activos de la futura empresa. La elegibilidad para un crédito se basa en 3 cosas: la demostración de un proyecto creíble, la presentación de los activos a financiar y la presencia de una contribución de capital.