En el transcurso de su vida, un prestatario puede tener que acumular uno o más pagos mensuales en diferentes tipos de préstamos, dependiendo de la situación a la que se enfrente. Pero cuando esto se vuelve problemático, es mejor comprar los préstamos pendientes acumulados para poder encontrar un presupuesto equilibrado, lo que presenta un doble juego: optimizar el presupuesto y reducir el endeudamiento. Si la recompra de crédito es una solución que salva vidas, es porque permite al prestatario reducir significativamente sus pagos mensuales. Aquí tienes una mirada más cercana a lo que necesitas hacer para lograr esto.

Reducir los pagos mensuales mediante la consolidación de los préstamos

El prestatario tiene a su disposición muchas soluciones para reducir los pagos mensuales del préstamo, según su situación personal y la naturaleza del préstamo contratado, en este caso la recompra del crédito. Cabe señalar que la modulación de los pagos mensuales mediante esta operación de «salvamento» no se limita a los préstamos inmobiliarios o al crédito al consumo. El prestatario también puede, si lo desea, incluir sus reclamaciones de alquiler impagadas, deudas fiscales, etc. Pero en todos los casos, la recompra de crédito al consumo o inmobiliario, como su nombre lo indica, consiste en hacer que todo o parte del crédito pendiente sea recomprado por un organismo especializado. Este último se encarga de agruparlos en un solo préstamo. De este modo, puede establecer pagos mensuales claramente más bajos que los de los préstamos anteriores para que el prestatario pueda aportar más comodidad a sus finanzas. Para saber más sobre esta operación, visite www.kg-solution.fr.

Ampliar el período de reembolso para reducir aún más los pagos mensuales

En el caso de una consolidación de préstamos, las cuotas mensuales del nuevo préstamo pueden revisarse a la baja, pero sólo a cambio de una prórroga del período de reembolso. Sin embargo, si la concesión de un préstamo de cualquier tipo reduce significativamente la carga de la devolución, esto aumentará el costo global del nuevo préstamo. Por supuesto, cuanto más tiempo dura un préstamo, más cuesta. Pero aunque éste sea el caso, el prestatario puede aprovechar la oportunidad para minimizar significativamente sus gastos mensuales ajustando sus nuevos pagos mensuales a su capacidad de pago, de modo que pueda cumplir fácilmente con sus deudas.

N.B. La prórroga de la duración de los reembolsos mensuales está destinada en particular a los prestatarios que han tenido que soportar una disminución de sus ingresos o un aumento de sus gastos. Al reprogramar el período de reembolso del nuevo préstamo resultante de la operación de consolidación del crédito, la reducción de las mensualidades les permitirá protegerse del sobreendeudamiento, pero también liberar una suma adicional, ya sea para beneficiarse de un flujo de efectivo preventivo o para financiar un nuevo proyecto personal.

Refuerce sus oportunidades aún más al ordenar a un corredor especializado

La reducción de los pagos mensuales cuando se lleva a cabo una reestructuración del crédito sin duda aumentará el costo total del nuevo préstamo. Pero aún es posible beneficiarse de un pago mensual interesante y de una tasa atractiva confiando su expediente de recompra de préstamo a un corredor de recompra de préstamo. Este profesional se encarga de negociar los términos del nuevo contrato para que su cliente se beneficie de una oferta particularmente interesante que viene con las condiciones rigurosamente negociadas.