Las bolsas de valores, también conocidas como mercados financieros, son lugares donde se negocian varios productos activos. Los más conocidos son las acciones y los bonos. También hay una multitud de otros productos como los warrants, las opciones, las garantías. Descubramos a través de esta guía el papel del mercado de valores en la economía.

¿Cuál es el doble papel del mercado de valores?

El mercado de valores desempeña un doble papel, el de un lugar de financiación para las empresas, los estados o las comunidades cuando se trata de emitir acciones o bonos. También es un lugar de inversión para los inversores. Es con esto en mente que el mercado de valores se divide en 2 sub-mercados: el mercado primario y el mercado secundario. El mercado primario tiene por objeto organizar la reunión de las empresas que desean financiar su desarrollo, así como de los poseedores de capital.

Es posible establecer un paralelismo entre el mercado primario y el nuevo mercado. En cuanto al mercado secundario, es el papel del mercado de segunda mano.

¿Cuáles son las razones para que las empresas se hagan públicas?

Hay varias explicaciones que animan a las empresas a salir a la luz pública. El mercado de valores es un vehículo de inversión que aumenta las posibilidades de financiación. Una OPI es la posibilidad de aumentar las facilidades de pago ya que la empresa puede aumentar su capital y recaudar fondos a través de esta solución. El mercado de valores representa una alternativa interesante a los canales de inversión clásicos, el de las redes bancarias.

La cotización en bolsa es también una alternativa para simplificar la liquidación del impuesto sobre la herencia. Facilita el control a pesar de la liquidación de un cierto número de activos. La cotización en el mercado de valores también permite aumentar la notoriedad de la empresa, separarse de ciertos socios, aumentar la participación de los empleados en los beneficios de la empresa…

El lugar del mercado de valores en la economía

El mercado de valores de la economía ayuda a atraer las corrientes internacionales de capital. Este tipo de inversión proporciona un entorno económico favorable muy importante. Gracias a la intermediación bursátil se pueden crear oportunidades de inversión que pueden atraer el interés de los administradores de fondos así como de todas las instituciones financieras.

A fin de crear confianza entre los inversores y atraer corrientes de capital internacional útiles para el desarrollo de la actividad económica de una empresa, es necesario cumplir ciertas condiciones indispensables. Entre esas condiciones figuran la búsqueda de sistemas financieros eficientes en los países anfitriones, el desarrollo de una infraestructura moderna y sólida, la presencia de instituciones financieras sólidas y políticas financieras liberales, en particular en lo que respecta a los movimientos de capital.