Una de las formas más efectivas de hacer crecer el dinero en estos días es invertir en un proyecto. Sin embargo, esto no es una solución milagrosa: convertirse en un inversor no es suficiente para hacer una fortuna, ¡ni mucho menos! Para esperar un buen rendimiento de la inversión, es esencial poder tomar las decisiones correctas, tanto en lo que se refiere al proyecto en sí como a las condiciones de la inversión. Aquí hay algunos consejos que serán de gran ayuda para elegir un proyecto y asegurar su inversión.

Invierte en un proyecto que entiendas de arriba a abajo

La regla número uno para invertir en un proyecto y obtener beneficios a corto y largo plazo es invertir en un proyecto que entienda lo suficiente, cuyos esquemas no tengan ningún secreto para usted. Si el proyecto en cuestión ha sido desarrollado por una empresa, tendrá que asegurarse de que tiene una buena comprensión de los negocios de la empresa.

En este contexto, tómese el tiempo necesario para conocer realmente la empresa, su mercado y sus ambiciones, tanto a corto como a largo plazo. Más allá de la información que pueda obtener de la empresa antes de invertir en un proyecto de negocios, es aconsejable combinar la investigación personal en Internet, con el fin de obtener una opinión más objetiva sobre la empresa en cuestión, antes de convertirse en un inversor!

Establecer objetivos claros y realistas

Una vez que haya encontrado un proyecto que realmente le interese y que apoye, es importante que se fije una serie de objetivos, cuyo logro le permitirá rentabilizar su inversión de la forma que haya elegido. Hay varios parámetros que pueden ayudarle a especificar sus objetivos para invertir bien en un proyecto. Está, por ejemplo, el tipo de inversión que desea hacer.

Entre otras posibilidades, puede optar por una inversión comercial a largo, medio o corto plazo. Como recordatorio, se dice que una inversión tiene un vencimiento a medio-largo plazo, de 3 o 4 años en los bonos, y de 5 o 6 años en las acciones. Dependiendo de su apetito de riesgo, también tendrá que elegir entre una inversión con rendimiento no garantizado e inversiones garantizadas.

Antes de invertir en un proyecto, debe entender que cuanto más arriesgada sea una inversión, mayor será el rendimiento esperado, y viceversa. Las inversiones de alto rendimiento siempre implican riesgos significativos, incluso si decides convertirte en un inversor en los bancos más experimentados! En el mismo sentido, es igualmente importante especificar si se desea una inversión con un rendimiento esperado conocido e invariable, o más bien una inversión con un futuro y un rendimiento desconocidos.

¡Evita apostar todo de una vez!

Este es uno de los principales errores que no debes cometer cuando quieres invertir en un proyecto. Sea cual sea su apetito de riesgo, nunca debe asignar todo el capital inicial que tiene a su disposición, como precaución. Puede suceder que necesite urgentemente el dinero cuando el retorno de la inversión dure más de lo esperado. Por eso es más bien aconsejable invertir una parte y no la totalidad de sus fondos, invertir una suma que no le será útil a corto plazo y cuya eventual pérdida no interferirá con sus proyectos inmediatos.